La evolución de las herramientas informáticas vinculadas al campo de la salud no se detiene. Argentina, entre otros países, desde hace tiempo reconoció a la telemedicina como un elemento fundamental en su estrategia para garantizar la cobertura universal de la atención médica. 

La evolución de las herramientas informáticas vinculadas al campo de la salud no se detiene. Argentina, entre otros países, desde hace tiempo reconoció a la telemedicina como un elemento fundamental en su estrategia para garantizar la cobertura universal de la atención médica. 

No solo el número de nuevos usuarios de telemedicina marcó la diferencia, sino que también hubo un cambio en las características de los usuarios. Mientras que los pacientes que utilizaron la telemedicina durante 2019 tenían una edad media de 30 años y no tenían problemas de salud subyacentes, el aumento sustancial de su uso durante la pandemia fue impulsado por los pacientes mayores de 65 años y aquellos con enfermedades preexistentes, ya que las experiencias positivas parecieran haber superado sesgos previos y restricciones de comportamiento para utilizar una forma más virtual de tratamiento.

La Telemedicina llegó para quedarse, y durante el 2021, donde aún estamos en contexto de pandemia, continúa evolucionando. El foco estará en que los médicos optimicen la instancia en la video consulta para ofrecer el mejor servicio posible a los pacientes. Por otro lado, proliferarán soluciones para garantizar la seguridad de la información, como ser el uso de la firma digital. Los médicos están ante un mundo sin límites ya que mediante la video consulta pueden atender desde sus consultorios a personas ubicadas en ciudades lejanas.

Más allá de los avances digitales, lo cierto es que en ningún caso se habla de la desaparición de la consulta presencial, sino que estamos ante soluciones complementarias traducidas en un modelo mixto, la relación entre médico y paciente es un vínculo entre personas, donde las soluciones tecnológicas vienen a ser herramientas para potenciar esa comunicación.

De cara al 2022 algunas de las tendencias son:

La evolución de las herramientas informáticas vinculadas al campo de la salud no se detiene. Como profesionales y organizaciones vinculadas a la Medicina, es nuestra obligación estar al tanto de estos avances para ofrecer una mejor atención a los pacientes.

Fuente: https://www.ambito.com/opiniones/medicina/tele-e-inteligencia-artificial-la-tecnologia-al-servicio-la-n5262218

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *