El aporte de Cella Medical a los cirujanos mexicanos

30 octubre, 2020

El biólogo Darío García Calderón, CEO de Cella Medical Solutions, tiene un Máster en Investigación Clínica y Aplicada en Oncología. Comenzó a vislumbrar hace apenas cuatro años las ventajas que aportaría a un cirujano disponer en sus manos de una copia exacta del órgano que será sometido a cirugía, antes de entrar en el quirófano, utilizando tecnologías avanzadas para la planificación quirúrgica

Hoy en día, estas tecnologías permiten generar réplicas de órganos en 3D y contribuyen a avanzar hacia la medicina personalizada. El tratamiento de un paciente se ve mejorado sustancialmente y disminuye los efectos adversos de una cirugía y por tanto reduce las estancias hospitalarias. Ahora es posible que el equipo médico planifique o incluso simule la intervención quirúrgica, de modo que es posible descartar imprevistos y errores, prever cada paso y lograr más eficacia.

Alta precisión con bajo riesgo riesgo

Cada modelo 3D se obtiene con una alta precisión a partir del diagnóstico por imagen del paciente. Primero creando el modelo virtual, a través de la tecnología avanzada de procesamiento de imagen médica supervisada por los especialistas, y después la réplica física mediante impresión 3D. Es inclusive posible lograr que una cirugía que originalmente requeriría dos intervenciones, se logre en solo una, disminuyendo los tiempos de quirófano, menor consumo de anestesia y reduciendo las complicaciones al máximo.

Pioneros en México

Cella Medical suministra ya sus modelos en toda la República Mexicana de forma exclusiva a través de Arkanum México. La principal virtud que le aporta esta tecnología a los cirujanos mexicanos es una reducción de los costos generales en cada caso y permite a los hospitales que la implementan, avanzar un gran paso en innovación médica.

Las principales especialidades en las que Arkanum México y Cella Medical ofrecen soluciones de planeación quirúrgica 3D son: cirugía hepática, pancreática y colorectal, urología, traumatología, cardiovascular, ginecología, neurocirugía e intervenciones pediátricas.

Esta tecnología se ha convertido en un valor añadido y diferencial para los hospitales, servicios y clínicas que la integran en sus sistemas, mejorando sus presupuestos, efectividad de sus procedimientos internos y la calidad en la atención a sus pacientes.

Fuente: Cella Medical