El Día Mundial contra la Hepatitis  (DMH) se celebra desde 2011, los días 28 de julio. Fue instaurado por la Organización Mundial de la Salud a instancias de la World Hepatitis Alliance (Alianza Mundial de la Hepatitis).

Actualmente fallecen 1.4 millones de personas, y otros 10 millones son infectadas anualmente, con un estimado de cerca de 400 millones de personas viviendo con la infección.

Las metas de la estrategia de la OMS para el 2030 incluyen:

Las hepatitis virales se clasifican en A, B, C, D y E. B y C son las principales causantes de mortalidad en el mundo y son transmitidas por la sangre.

La hepatitis tipo D también se transmite por vía sanguínea pero sólo afecta a quienes ya están infectados por el virus de la hepatitis tipo B.

Las hepatitis A y E se transmiten por los alimentos y el agua.

Más del 95% de las personas infectadas no están diagnosticadas. Aun así, el sistema de salud en México estima que existen más de 5 millones de personas infectadas por alguno de los cinco tipos, siendo el tipo B el de mayor prevalencia, particularmente en la población de 25 a 44 años de edad.

Menos del 1% de la población infectada a nivel mundial recibe tratamiento.

El lema es “Conoce a la hepatitis y actúa ya”.

La primera fase de la estrategia de la OMS, 2016-2021, consta de cinco orientaciones:

  1. Información para una acción específica
  2. Intervenciones que tienen impacto
  3. Atención para un acceso equitativo
  4. Financiación para la sostenibilidad
  5. Innovación para la agilización

Con esta estrategia se salvarán aproximadamente 7 millones de vidas de aquí al 2030.

Fuentes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *