La esterilización con peróxido de hidrógeno se basa en la transformación del peróxido de hidrógeno en plasma (cuarto estado de la materia) mediante ionización. Esta transformación se realiza a baja temperatura. Es la modalidad de esterilización cada vez más utilizada en hospitales y clínicas especializadas, ya que permite procesar material quirúrgico de forma rápida, segura y sencilla.

Una vez dentro del esterilizador, el sistema se encarga por la presión negativa de que no exista ninguna fuga, evitando la exposición del personal. Tras el proceso, el riesgo es nulo.

 

Ventajas generales:

En su manejo es importante tener en cuenta de que requiere de un empaquetamiento especial y no se debe utilizar celulosa ya que disminuye la eficacia del plasma.

Además, el peróxido de hidrógeno es irritante en su estado líquido por lo que puede causar lesión si se entra en contacto directo con él de forma accidental.

Nuestro modelo STERRAD 100NX minimiza el riesgo ya que opera con cassettes sellados que contienen un indicador químico por si se produjese alguna fuga. Los lúmenes mejoran la apertura y cierre de la puerta con pedal para un acceso sin manos. Esto incrementa la seguridad para los pacientes, el personal, y el ambiente.

Además de la seguridad, el esterilizador de plasma STERRAD 100NX cuenta con la posibilidad de conectarse a un sistema remoto PC o vía Ethernet (diagnóstico remoto) y funciones de carga de inventario de instrumental mediante Memoria USB eliminando la necesidad de escribir a mano los registros de su operación.

La esterilización por plasma es un modo eficiente y fácil que permite esterilizar aquellos materiales que no contengan celulosa. Además de ser muy seguro para el personal sanitario ni para el paciente, ya que no genera toxicidad ni deja residuos en los materiales.

Fuente: Control de Infecciones y Epidimeología https://codeinep.org/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *