Válvula de Ahmed y su utilización para tratar el glaucoma

26 abril, 2021

Los modernos avances en glaucoma permiten que la cirugía gane terreno a las gotas. Los dispositivos MIGS, al igual que los láseres son menos invasivos y pueden utilizarse en etapas más prematuras del glaucoma.

La Glaucoma es una enfermedad asintomática, por lo que los pacientes se dan cuenta que la sufren cuando ya han perdido gran parte de la visión. Por esta razón, es muy importante realizar un examen oftalmológico periódico para un diagnóstico oportuno. Para poder diagnosticar glaucoma se realiza una valoración por parte del oftalmólogo, se necesitan exámenes de control para un correcto seguimiento, lo que conlleva a la toma de la visión, presión intraocular, valoración de los ángulos mediante gonioscopia y fondo de ojo.

El glaucoma es una neuropatía óptica que no se puede revertir, pero podemos tratarla en etapas tempranas y frenar el avance con el tratamiento adecuado.

Para esto contamos con los dispositivos de drenaje que trabajan creando una salida alternativa para que el HA pueda fluir al exterior desde la cámara anterior, a través de un tubo insertado comúnmente en el espacio subconjuntival. Este tipo de implantes comenzaron a desarrollarse en el año 1973, a partir de este punto se desarrollaron más dispositivos de drenaje con una gran variedad de medidas, materiales y mecanismos de funcionamiento.

La válvula Ahmed es uno de los implantes más vendidos en el mundo, estos dispositivos utilizan una cámara cónica trapezoidal, que crea un efecto Venturi el cual ayuda al HA a fluir a través del implante y puede usarse en casos de refractarios.

En la operación de glaucoma con válvula Ahmed se utiliza un dispositivo artificial para drenar el humor acuoso hacia el espacio subconjuntival mediante un tubo de silicona que se encuentra unido a un plato.
Al ser valvulado el dispositivo de drenaje de Ahmed presenta un mínimo riesgo de hipotonía profunda y aplanamiento de la cámara anterior en el postoperatorio inmediato comparado con la trabeculectomía o con dispositivos de drenaje no valvulados.

Al paciente que se le realice el implante de válvula de Ahmed percibirá una sensación de fotofobia o intolerancia a la luz, sesión de cuerpo extraño por la sutura o visión difusa, la recuperación es progresiva y paulatina.

La cirugía de implante de drenaje de glaucoma de Ahmed se considera una opción quirúrgica eficaz y segura a largo plazo para los pacientes con glaucoma uveítico refractario. El dispositivo de drenaje de Ahmed, al ser valvulado, presenta un menor riesgo de hipotonía profunda y aplanamiento de la cámara anterior en el postoperatorio inmediato comparado con la trabeculectomía o con dispositivos de drenaje no valvulados.

Fuente: INFOMED – Revista Cubana de Oftalmología http://revoftalmologia.sld.cu/