En la cirugía ocular con láser no deben existir errores. Por eso, la tecnología de medida que se utiliza debe cumplir criterios especiales y precisos.

La última generación de láser excimer de BAUSCH + LOMB, para cirugía refractiva y tratamiento de la presbicia, incluye ahora nuevas funcionalidades agregadas en la actualización del software 1.30.

En la cirugía ocular con láser, la precisión es prioridad. Cada año, se hacen más de 120.000 operaciones, un láser de excímeros permite tratar la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía e incluso la vista cansada.

El procedimiento trae grandes desafíos tecnológicos y es importante que el láser trabaje con una precisión extrema durante la preparación para la cirugía. Primero, el láser corta una fina capa de tejido de la córnea llamada colgajo corneal. Seguido, se levanta el colgajo y se trata la córnea a través del orificio practicado. Para finalizar la intervención, el colgajo vuelve a colocarse en su posición original como un parche natural.

BAUSCH + LOMB la compañía mundial de salud ocular, lanza un nuevo software para TECHNOLAS® TENEOTM 317 modelo 2, que simplifica los tratamientos refractivos en superficie. Gracias a esta tecnología ahora es posible combinar la retirada epitelial (PTK) y la corrección de errores refractivos en un solo paso con la última versión del software del TECHNOLAS® TENEOTM 317 Model 2.

La actualización del software de TECHNOLAS® TENEOTM 317 Model 2 demuestra lo comprometido que se encuentra BAUSCH + LOMB con en el avance en la innovación quirúrgica en oftalmología. Este software permite activar de forma opcional una capa de pulido al final del tratamiento. Esta tercera capa da como resultado un tratamiento automático PTK final hasta un máximo de 15 micras de profundidad.

Los procedimientos refractivos TransEPI PRK son más sencillos y eficaces al no existir ningún tipo de contacto sobre la córnea, además disminuye el estrés intraoperatorio del paciente.

Es necesario leer el manual de usuario antes de utilizar el equipo ya que algunas de las complicaciones más comunes o efectos secundarios habituales de la cirugía refractiva láser son: sangrado o hemorragia subconjuntival, complicaciones intraoperatorias, complicaciones postoperatorias: Arrugas en flap, erosión corneal, CTK y presión intraocular elevada, restos o cuerpos extraños debajo del flap, señales de debilitación visual sobre todo con el resplandor, halo destellos o imágenes dobles, sensibilidad a la luz, inflamación corneal, síndrome del ojo seco inducido por la cirugía, ectasia corneal, desprendimiento de retina o del vítreo posterior, dolor o sensación de presencia de cuerpo extraño durante los primeros días/horas, inflamación severa e intolerancia a la medicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *