Para muchos ir al psicólogo es sinónimo de ser una persona débil, pero en realidad, acudir a terapia psicológica te vuelve una persona más fuerte emocionalmente, además de aportar herramientas para poder adaptarte a las situaciones difíciles que pueden presentarse en tu vida.

Los psicoterapeutas son profesionales de la salud mental especializados en las áreas cognitiva (pensamiento), afectiva (emociones) y comportamental (conducta), y te puede ayudar a superar las circunstancias del día a día y a mejorar tu calidad de vida.

Más allá de saber qué es lo que técnicamente hacen los psicoterapeutas, es importante saber en qué sentido puede ser benéfico para tu salud integral.

Te ayuda a liberar la ansiedad

Al enfrentar junto a un psicoterapeuta los problemas que te causan ansiedad y poder hablar en confianza con alguien que no te juzga sobre tus sentimientos y tus experiencias reprimidas, estás dejando expresar tus pensamientos y sensaciones ocultos, lo cual es esencial para tu bienestar.

Te enseña herramientas para manejar el estrés

Los conflictos son algo normal en la vida de las personas e inclusive necesarios para el crecimiento personal o la convivencia con otros individuos. Las sesiones de psicoterapia te enseñan nuevas formas y enfoques para solucionar los problemas.

Con ello, tu forma de adaptarse a las circunstancias del día a día será mucho mejor y, en general, tendrás menos dificultades en tus relaciones personales y en el ámbito profesional.

Incrementa la armonía contigo mismo y con los demás

La introspección que se lleva a cabo al asistir a terapia profesional, te permite conocerte mejor superando así la depresión. La psicoterapia es efectiva para abordar los problemas familiares o de pareja que suelen ser los mayores detonantes de un estado depresivo. Es benéfica para encontrarte a ti mismo y para relacionarte con los demás de manera más efectiva.

Incrementa el auto-control

En psicoterapia, se pasa por el proceso de cuestionarnos aquello que creíamos saber de nosotros mismos para entender mejor nuestros límites, fracasos y éxitos.

Varias de las técnicas aplicadas implican seguir una serie de ejercicios para, en el día a día, seamos más conscientes de las diferentes maneras en las que nuestros problemas nos hacen sentir, aquello que nos conducen a pensar, y cómo y cuándo surgen las formas negativas de nuestra propia mentalidad.

Los estudios neurológicos están hallando cada vez más pruebas empíricas de la capacidad de la psicoterapia para modificar las estructuras cerebrales y mejorarlas, consiguiendo una mejor salud mental para dar propósito a nuestras vidas.

Fuente: Change, D.J. (2010). Empirical evidence on the use and effectiveness of telepsychiatry

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *