Los sueños de ciencia ficción no valen para el biólogo Darío García Calderón, CEO de Cella Medical Solutions, la empresa con sede en Murcia que aplica tecnologías avanzadas para la planificación quirúrgica. “En Sanidad, todo, desde los métodos a las tecnologías que se utlizan, tiene que estar más que probado, y eso requiere mucho tiempo, el necesario para que salga al mercado con plena seguridad”, explica el joven empresario, que ganó en 2018 el premio Emprendedor XXI que otorgan La Caixa y el INFO.

Prefiere pensar que con sus réplicas de órganos en 3D “contribuyen a avanzar hacia la medicina personalizada, porque permite tratar mejor a un paciente y, derivado de eso, también disminuir los efectos de una cirugía y por tanto las estancias hospitalarias”. Este joven biólogo, con Máster en Investigación Clínica y Aplicada en Oncología, empezó a vislumbrar hace apenas cuatro años la ventaja que aportaría a un cirujano disponer en sus manos de una copia exacta del órgano que debe operar, antes de entrar en el quirófano. Ante una cirugía compleja, el equipo médico puede planificar e incluso simular la intervención quirúrgica, de modo que es posible descartar imprevistos y errores, prever cada paso y lograr más eficacia.

“Hacemos un modelo para cada paciente, que solo sirve para esa cirugía compleja”, explica el especialista, que ha desarrollado la técnica de modelización 3D junto a “cirujanos de referencia, como el doctor Ricardo Robles, jefe de Cirugía Hepática del hospital Virgen de la Arrixaca”. El doctor Óscar Girón Vallejo, médico adjunto de la Unidad de Cirugía Pediátrica es otro de los colaboradores de excepción que ayudan a perfeccionar la tecnología que contribuye a salvar vidas de sus propios pacientes.

Más precisión, menor riesgo

Cada modelo se obtiene con una alta precisión a partir del diagnóstico por imagen del paciente. Primero crean el modelo virtual, a través de la tecnología avanzada de procesamiento de imagen médica supervisada por los especialistas, y después la réplica física mediante impresión 3D. “Una operación que se iba a hacer en dos intervenciones, se puede hacer en una, disminuyendo los tiempos de quirófano, empleando menos anestesia y, por tanto, afrontando menos complicaciones”, señala el biólogo.

Tras más de 500 intervenciones realizadas con sus modelos, asegura que “hay casos que no se iban a operar, que ya estaban descartados, y con esta tecnología se pueden realizar”. “Hace extirpables tumores que no lo eran”, afirma Darío García. Para el paciente, la mayor ventaja equivale a un aumento en la seguridad en la intervención y menos complicaciones postoperatorias. Para el equipo médico, lograr mayor eficacia y precisión en la cirugía, con menos tiempos de intervención.

Pioneros en España

No es raro que Cella Medical suministre ya sus modelos a 52 hospitales en toda España, además de otros en Bélgica, Alemania y México mediante su partner exclusivo Arkanum. Una reducción de los costos generales en cada caso complejo es la principal virtud que le aporta la tecnología, que también permite al centro hospitalario subir un peldaño en la imagen de innovación de la institución.

Las principales especialidades en las que trabaja Cella Medical son las de cirugía hepática, pancreática y colorectal, urología, traumatología, cardiovascular, ginecología, neurocirugía y las intervenciones pediátricas. En México promueve principalmente la cirugía hepática pancreática.

Esa visión innovadora no ha cegado sin embargo su ojo empresarial, que a veces se convierte en el punto débil de las empresas de base tecnológica. “El costo por eficacia está asegurado con nuestro modelo, cuyo precio es asumible tanto por la Sanidad pública como en el caso de la privada”, precisa García Calderón. El peso de las cirugías complejas, que suele inclinar más la balanza de la Sanidad pública, hace que el 89% de sus productos sean para hospitales para la red estatal. “Vamos a hospitales que son referencia en cirugía a nivel internacional”, explica el empresario.

Esta empresa murciana de I+D no encuentra competidores en España. “Solo en Europa y en Asia hay alguna compañía que trabaja al mismo nivel, porque no hay que banalizar el producto: somos una empresa de planificación quirúrgica, no de impresión 3D”, aclara el fundador de Cella Medical, que trabaja además con técnicas de realidad aumentada y computación en la nube.

Preparados para la cirugía robótica

El cerebro de la firma lo hace funcionar un equipo de ingenieros industriales e informáticos, y radiólogos, que cuentan con centros de investigación y otros especialistas para perfilar sus patentes, como el de la tecnología 3D-MSP.

Disponible en México

Hace casi dos años, esta tecnología llegó a México gracias a la colaboración realizada entre Cella Medical y Arkanum, una empresa ubicada en Puebla con 25 años en el mercado mexicano que se ha diferenciado por representar marcas internacionales pioneras en el desarrollo tecnológico como Johnson & Johnson,  General Electric  y Cella Medical.

Fuente: Instituto Fomento Murcia: https://www.institutofomentomurcia.es/

Si desea más información de esta tecnología disponible en México, puede solicitar su demo o descargar presentación ingresando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *