Las técnicas de microcirugía han evolucionado a través del tiempo gracias al desarrollo de los sistemas de magnificación visual (microscopio quirúrgico), microinstrumentos y micromateriales. Estas técnicas quirúrgicas son de gran complejidad y demandan un gran nivel de concentración y destreza que el cirujano debe de desarrollar con experiencia.

En la década de los 60´s los doctores Jacobson y Suárez desarrollaron las primeras técnicas microneuroquirúrgicas de anastomosis intra-extracraneal utilizando un microscopio para operar en arterias menores de 3 mm a nivel experimental y la implementación exitosa de microinstrumentos.

También es muy importante señalar que el desarrollo tecnológico en la electrocoagulación bipolar fue la piedra angular para la neurocirugía, desarrollada por el Dr. Leonard Malis del Hospital Monte Sinai, Nueva York en 1967. Esto disminuyó de forma importante el daño por calor al tejido cerebral. Posteriormente, el uso de un microscopio en la cirugía de un aneurisma cerebral fue reportado por primera vez por los doctores Pool y Colton en 1966.

Hoy en día, el profundo conocimiento neuroanatómico es indispensable para poder planear, abordar y realizar cada paso en el proceso de cirugía, desde los pacientes con tumores que se operan despiertos, pacientes con tumores en la compleja y delicada médula espinal, donde se conglomeran todas las fibras ascendentes y descendentes del sistema nervioso, la manipulación de los nervios craneales para mitigar el sufrimiento, hasta las innovadoras técnicas de revascularización cerebral y la resección de lesiones de la base de cráneo con accesos tan diversos como la endoscopía, abierto o mixtos.

Los sistemas actuales de neuronavegación incluyen el uso de fluorescencia para retirar tumores evitando dejar tejido neoplásico residual y en cirugía neurovascular, nos otorga la evidencia de ver en tiempo real la adecuada permeabilidad de los vasos sanguíneos al excluir una malformación arteriovenosa o el clipaje de un aneurisma cerebral.

Sin duda los métodos de entrenamiento microquirúrgico, han variado conforme la evolución de la tecnología, desde el uso de microtubos de material sintético, animales anestesiados para técnicas de anastomosis microvascular hasta planeación quirúrgica con simuladores y modelos 3D. Todo con la finalidad de que el neurocirujano actual pueda incrementar sus habilidades y, posteriormente aplicarlo al acto quirúrgico.

Los avances son constantes y vertiginosos, por lo cual el futuro de la microcirugía será sin lugar a dudas, un campo dominado por nuevas tecnologías médicas.

Fuente: Academia Aesculap México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *