DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO EN DESPRENDIMIENTO DE RETINA

17 junio, 2019

El diagnóstico del desprendimiento de retina se establece con la sintomatología que refiere el paciente y se complementa con la exploración del fondo de ojo.

El objetivo del tratamiento en estos casos es volver a colocar la retina en su lugar natural, es decir, volver a pegarla a la pared del ojo, y además poner los medios para evitar que se vuelva a desprender.

Existen diversas opciones de tratamiento dependiendo de las características concretas de cada desprendimiento.

Cuando la retina está desprendida es conveniente evitar esperas innecesarias y operar en cuanto un equipo de médicos y enfermeras especializados estén disponibles.

TÉCNICAS:

La técnica más utilizada actualmente en la cirugía del desprendimiento de retina es la vitrectomía. Mediante esta cirugía se elimina la mayor parte del humor vítreo del interior del ojo.

Asimismo se extrae el líquido subretiniano consiguiendo así volver a pegar la retina a la pared del ojo y sellar con láser la rotura o las roturas que habían provocado el desprendimiento.

Finalmente se deja el interior del ojo lleno de aire con un porcentaje de gas medicinal (SF6 o C3F8). En los casos de desprendimiento de retina más graves, es preciso dejar en el interior del ojo un aceite de silicona.

En algunos casos se coloca una banda de silicona alrededor del globo ocular que disminuya el riesgo de la retina vuelva a romperse debido a las tracciones que pueda producir el humor vítreo que no es posible eliminar durante la vitrectomía.

Saber más sobre el desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina es un proceso en el que ésta, que es el tejido nervioso que tapiza la concavidad posterior del globo ocular, se separa de la pared del ojo.

En la inmensa mayoría de los casos, el desprendimiento de la retina comienza porque en ella se producen desgarros ó roturas que pueden ser únicas ó múltiples. A través de dichas roturas se introduce la parte líquida del humor vítreo, que es la sustancia que llena la mayor parte del contenido intraocular. Ese líquido se va acumulando entre la retina y la pared del globo ocular separando ambas estructuras.

 

Fuente: Universidad de Navarra