La Obstetricia es la disciplina que cumple importantes funciones respecto a la salud de las embarazadas, madres y  sus recién nacidos, por ello se conmemora cada 31 de Agosto el “Día de la Obstetricia y de la Embarazada” como un homenaje  a todos los profesionales de la Obstetricia que con esmero, dedicación, esfuerzo y altruismo, ejercen esta profesión, tratando de mantener ante todo la vida y mejores condiciones de salud a la mujer embarazada, a su bebé y todo su entorno.

La principal finalidad de este Día Internacional es sensibilizar y concienciar a la población acerca de la mortalidad materna a nivel mundial. De acuerdo a las estadísticas, anualmente mueren 10 millones de mujeres por causa de lesiones, enfermedades e infecciones ocurridas durante el embarazo, parto y postparto.

Por otra parte, se destaca la importancia de la labor ejercida por los médicos obstetras en el cuidado de la mujer durante la etapa de embarazo, parto y cuidados del recién nacido.
El obstetra es reconocido como el profesional adecuado para la reducción eficaz y sostenible de la mortalidad materna y neonatal y las mujeres embarazadas por contribuir a una maternidad sana, con el cumplimiento y vigilancia de la atención prenatal.

Los obstetras y las embarazadas, conforman un buen equipo para lograr juntos el bienestar del embarazo y un recién nacido sano, durante nueves meses  mediante la vigilancia estrecha de la mamá y del bebé. Es a través del control prenatal, que fomentamos la preparación integral para la maternidad, brindando  acciones de prevención y cuidados necesarios para el embarazo, en la atención del parto, posparto y de la persona recién nacida, contribuyendo en forma importante a mejorar la salud del binomio madre-hijo/a.

El profesional de la salud en la rama de obstetricia otorga lo necesario para concluir con éxito el embarazo, pero la mamá debe actuar como corresponsable para llevar a cabo todas las indicaciones médicas, así como la asistencia puntual a las citas, ambos realizando un trabajo conjunto y con un fin en común, la salud, por ello ambos son celebrados en esta fecha.

 

Origen

El Día Internacional de la Obstetricia se celebra cada 31 de agosto, en honor al día en que falleció San Ramón Nonatto (patrono de la obstetricia, mujeres embarazadas y parturientas) en el año 1240.

Dedicó su vida a la redención de los cristianos cautivos. Fue sacerdote de la Orden de la Merced, siendo posteriormente nombrado cardenal por el Papa Gregorio IX.

Este cardenal nació en Lérida (España) en el año 1204 y fue extraído con vida del vientre de su madre muerta el día anterior. Es por ello que se evoca a este santo para la protección de las mujeres embarazadas y de sus hijos por nacer.

 

En Arkanum felicitamos  y celebramos a todas las madres y médicos obstetras en su día.
Si quieres estar al tanto de este y más eventos, recuerda seguirnos en nuestras redes y visitar nuestra página: www.arkanum.com.mx