En el ámbito de la salud, la seguridad y la higiene son primordiales, especialmente en el quirófano. La utilización de materiales desechables ha revolucionado la medicina moderna, proporcionando niveles superiores de seguridad para pacientes y personal médico. En este blog, exploraremos la importancia de los desechables en quirófano y te presentaremos los que suelen ser los más esenciales para cualquier cirugía.

 

¿Por qué son importantes los Desechables en quirófano?

Las infecciones del sitio quirúrgico son una de las causas más importantes de infecciones asociadas al cuidado sanitario, conllevando aproximadamente un 20%-25% del total de estas infecciones. Aunque la mayoría de las infecciones del sitio quirúrgico están causadas por la flora endógena del propio paciente, el personal presente en el quirófano también puede constituir una fuente de contaminación bacteriana, de ahí la importancia de la prevención.

Puede existir transmisión de bacterias a partir del tracto respiratorio superior, cavidad oral, piel o vello de los profesionales sanitarios presentes en el quirófano. Por ello, medidas como el empleo de indumentaria específica de quirófano, bata, mascarilla, gorro, guantes y calzado específico contribuyen a reducir el riesgo de contaminación del aire, debido a que actúan como barrera. Además, protegen al personal médico de posibles exposiciones a fluidos corporales y agentes infecciosos, promoviendo un entorno de trabajo seguro. El simple hecho de que sean desechables facilita la logística y la gestión del quirófano. No hay necesidad de procedimientos complejos de esterilización y reutilización, lo que ahorra tiempo y recursos. Esto permite que los hospitales y clínicas se enfoquen en proporcionar una atención de calidad.

 

Orígenes y Normatividad del EPP

Aunque no lo parezca, la idea de llevar uniforme en el ámbito médico surgió en torno al siglo XV. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX cuando la pandemia de gripe de 1918 puso de relieve el uniforme de los médicos (traje de la peste) En la década de 1940, los uniformes médicos evolucionaron a color blanco para denotar limpieza y parecían batas o paños que cubrían al personal mientras realizaba una operación quirúrgica.

En 1960 Florence Nightingale, conocida como la fundadora de la enfermería moderna, introdujo uniformes estandarizados para las enfermeras en el Hospital de St. Thomas en Londres, que incluían delantales, cofias y faldas largas, que transmitían un aspecto limpio y profesional, y también facilitaban la identificación del personal de enfermería. Para 1970 Los trabajadores médicos se dieron cuenta de que, cuando se utiliza entre las paredes de color blanco del quirófano, el uniforme médico blanco resulta excepcionalmente molesto para los ojos, por lo que introdujeron los uniformes médicos de color verde para trabajar en un entorno de contraste.

Los Equipos de Protección Personal (EPP) desechables son producidos bajo estrictos controles de calidad, garantizando que cada unidad cumple con los estándares requeridos. Esto asegura consistencia y fiabilidad en cada procedimiento quirúrgico. La adopción de medidas en relación a la indumentaria de quirófano para reducir la incidencia de infecciones del sitio quirúrgico iniciaron a partir de 1860.

Cada país tiene sus propias normativas, sin embargo, desde mediados de los años ochentas, en México, el control de infecciones nosocomiales se formaliza a partir del programa establecido en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ) que se extiende a los otros institutos nacionales de salud y desde donde surge la Red Hospitalaria de Vigilancia Epidemiológica (RHOVE).

Fue en el INCMNSZ donde se elaboró el primer manual de control para su aplicación nacional, y donde surgió la primera propuesta de creación de una Norma Oficial Mexicana sobre control de infecciones. A finales de 1989, la Organización Panamericana de la Salud conjuntamente con la Sociedad de Epidemiología Hospitalaria de Estados Unidos de América, formularon objetivos para estimular la implementación de mecanismos para la prevención y el control de las infecciones nosocomiales fue garantizar la calidad de la atención médica.

Actualmente en nuestro país, la NORMA Oficial Mexicana NOM-085-SSA1-1994 establece las especificaciones de calidad que deben cumplir los guantes de hule látex natural quirúrgicos y de exploración estéril y no estéril, para garantizar la protección de la salud humana y disminuir los riesgos de infección en las intervenciones quirúrgicas y trabajos de exploración médica.

 

Los 10 Desechables Básicos en el Quirófano

  1. Guantes

Los guantes desechables son esenciales para cualquier cirugía porque crean una barrera estéril entre el cirujano y el paciente. Son estériles, ajustados, y de alta sensibilidad táctil para procedimientos delicados. Existen diferentes tipos, como guantes de látex, nitrilo y vinilo, que se eligen según la sensibilidad del usuario y las características del procedimiento. En Arkanum contamos por ejemplo con los guantes SensiCare con Aloe Vera de la marca Medline, se trata de un guante sin polvo y sin látex que contiene aloe vera puro liofilizado. El uso repetido de guantes y la exposición a productos químicos agresivos provocaban dermatitis de contacto. Por ello, en 1999, Medline patentó las propiedades hidratantes del aloe vera a los guantes médicos. Estos guantes están fabricados con Isolex, un poliisopreno sintético patentado. Este material tiene una estructura molecular prácticamente idéntica a la del látex de caucho natural, pero sin las dañinas proteínas del látex.

 

  1. Batas Quirúrgicas

Las batas desechables proveen una barrera estéril, cubriendo al personal médico desde el cuello hasta las rodillas. Están diseñadas para ser impermeables, ofreciendo protección contra fluidos corporales y productos químicos. Son resistentes a líquidos y a menudo con propiedades antibacterianas. Como el caso de la línea Sirus de Medline que  ofrece Arkanum, con protección fiable de cinco capas de tejido, tres capas fundidas densamente empaquetadas intercaladas entre dos fuertes capas exteriores hiladas, para una excelente barrera contra fluidos y patógenos.

 

  1. Mascarillas

Las mascarillas desechables protegen contra la inhalación de partículas y previenen la propagación de patógenos a través de la respiración. Están hechas de múltiples capas de tejido no tejido y bandas elásticas o cintas para atar.

 

  1. Gorras

Las gorras desechables ayudan a mantener el cabello del personal médico recogido, evitando cualquier posible contaminación del campo quirúrgico. También están fabricadas de material no tejido, ligero y transpirable, disponible en diferentes estilos y tamaños.

 

  1. Campos Quirúrgicos

Los campos quirúrgicos desechables cubren las áreas circundantes del sitio de la operación, creando un ambiente estéril. Se trata de paños grandes y estériles hechos de material impermeable, a veces con adhesivos para mantenerse en su lugar. Ayudan a contener cualquier fluido que pueda escapar durante el procedimiento. Arkanum cuenta con un amplio surtido de campos de la marca Medline desarrollados y probados por los profesionales de los quirófanos.

 

  1. Cubrecalzado

Los cubrecalzado desechables son fundas para zapatos hechas de material no tejido que previenen que el personal médico lleve contaminantes externos al quirófano y también protegen el área quirúrgica de posibles contaminaciones. Deben de ser Fáciles de poner y quitar, además los hay antideslizantes.

 

  1. Sondas y Tubos

Las sondas y tubos desechables se utilizan en diversas funciones, desde la administración de medicamentos hasta la aspiración de fluidos. Garantizan que no haya riesgo de contaminación entre pacientes. Son dispositivos de plástico estéril como sondas de succión, catéteres y tubos endotraqueales. Por lo general flexibles, estériles y de diferentes tamaños según la necesidad.

 

  1. Sábanas y Fundas Quirúrgicas Desechables

Se usan para cubrir el mobiliario quirúrgico y cuentan con propiedades impermeables, vienen en presentaciones de varios tamaños y formas.

 

  1. Jeringas y Agujas Desechables

Para la administración de medicamentos y extracción de fluidos. Deben ser estériles, y su presentación es de varios calibres y volúmenes.

 

  1. Cánulas y Catéteres Desechables

Son unos tubos y dispositivos para acceso venoso y otras aplicaciones. Facilitan la administración de líquidos, medicación y monitoreo de parámetros vitales. Estos productos son de propiedades estériles y sus presentaciones varían de tamaño y longitud.

 

Conclusión

El uso de desechables en el quirófano es una práctica indispensable para garantizar la seguridad y la eficacia de los procedimientos quirúrgicos. Desde guantes hasta campos quirúrgicos, cada elemento juega un papel crucial en la prevención de infecciones y la protección del personal médico y los pacientes. El uso adecuado de estos productos no solo previene infecciones y contaminación cruzada, sino que también mejora la eficiencia operativa, permitiendo que los profesionales de la salud se enfoquen en brindar la mejor atención posible.

En Arkanum contamos con las mejores marcas de desechables quirúrgicos, diseñados y fabricados bajo estrictos controles de calidad para asegurar que cada pieza cumpla con las exigencias y expectativas del personal médico y de los pacientes. ¡Cotiza con nosotros todos los insumos médicos y equipamiento que necesites!

 

Fuentes

https://www.mintur.gob.es/es-es/COVID-19/industria/GuiaFabricacionEpis/Ropa%20de%20Proteccion/10_ropa_de_proteccion_y_batas_quirurgicas_informacion_basica_v1.2.pdf

https://www.navarra.es/NR/rdonlyres/B392D594-8010-4121-8F7B-7BA4BE674260/467724/INF_Indumentaria_def.pdf

https://workerscompdoctor.com/es/uniformes-m%C3%A9dicos-101-una-breve-historia/#:~:text=Aunque%20no%20lo%20parezca%2C%20la,un%20humano%20y%20un%20p%C3%A1jaro.

https://isid.org/guia/prevencion/quirofano/