Todo el mundo sabe que las aplicaciones terminan perjudicando a nuestra salud en el caso de utilizarlas durante varias horas, la mayoría de las consecuencias son problemas con la autoestima, falta de confianza en nosotros mismos o con nuestros más cercanos, anorexia por empezar a compararnos con los demás y un largo etcétera. Sin embargo, ¿las apps podrían tratar estos problemas o evitarlos?

Digital Therapeutics Alliance, una organización fundada en 2017, cree que el software puede prevenir, gestionar y tratar los problemas de salud, ya que la compañía Big Health creó dos aplicaciones llamadas ‘Daylight’ (rata la ansiedad) y ‘Sleepio’ (trata el insomnio) para ofrecer terapia cognitivo- conductual. Es decir, a través de un profesor virtual se les enseña técnicas a los usuarios para prevenir los ataques de ansiedad o trucos para conciliar el sueño. Por otro lado, piden a los usuarios que registren sus resultados para documentar que la app tiene resultados óptimos o no.

Si estas aplicaciones tienen éxito, se debe a que es más fácil mantenerse al día con la atención médica, además, la terapia digital adopta un enfoque para aprender a controlar los problemas de salud, hacer seguimientos de sus progresos y recibir verificaciones por parte de los médicos. Todo parece que está bajo control a la hora de desarrollar estas apps, sin embargo, la mayoría necesitan un seguro médico para dotarlas de fiabilidad.

Algunos países han empezado a tomar medidas para asegurarse de que los pacientes tengan un acceso fácil a la terapia digital. En 2019, Alemania aprobó la Ley para mejorar la prestación de atención médica a través de la digitalización y la innovación, de esta manera, garantizan que las aplicaciones estén cubiertas por seguros. Además, en el mismo año, el Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención del Reino Unido publicó una guía para terapias digitales sobre cómo obtener la aceptación del National Health Service (NHS).

Poco a poco aparecen más apps que buscar brindar información útil a los pacientes y cerrar la brecha de comunicación directa con los médicos. Si bien, en Europa se están concentrando en enfermedades relacionadas a estados de ánimo , depresión y falta de sueño, es muy probable que en los próximos años podamos ver más apps que sustituyan las visitas médicas tradicionales y que a través de juegos e interacciones divertidas permitan a sus usuarios obtener más información sobre su estado de salud general. Una forma de invertir el tiempo de mayor utilidad vs. apps tradicionales donde la inversión estimada de una persona es hasta de 1.30 hrs diarias y que no aportan soporte para salud física o mental de los usuarios.

 

Fuente: https://www.20minutos.es/tecnologia/aplicaciones/asi-es-como-las-aplicaciones-podrian-mejorar-nuestra-salud-para-ayudarnos-a-prevenir-enfermedades-4795127/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *